Te regalan el maquillaje de tu boda, ¿quién elige?

Te voy a contar una anécdota que, aun pareciendo ciencia ficción, es real como la vida misma. Y es que, aunque normalmente la novia elige a sus proveedores, en ocasiones pasa que te regalan el maquillaje de tu boda y, entonces, ¿quién elige?

El otro día me pasó una cosa bastante curiosa. Me contactó una persona pidiéndome presupuesto para un maquillaje de novia. Solo para un maquillaje de novia. Normalmente las novias piden siempre el precio de invitada también, por si alguien de su familia se anima a disfrutar de un momento de paz. Pero pensé que, a lo mejor, ella prefería disfrutar de ese momento de arreglarse sola y así estar más tranquila.

Seguí el protocolo que suelo seguir cuando me llega una solicitud, le pasé precios, vio fotografías de mis trabajos…y me dice que sí, que me quería contratar y que cuanto me pagaba de señal. Pero que ella no era la novia. ¡Ella era una persona de la familia que iba a regalarle el maquillaje a la novia! En ese momento mi neurona colapsó.

Le pregunté si la novia estaba de acuerdo, si había visto la información…y la respuesta fue “sí, sí, ella sabe que yo le regalo el maquillaje, ¡pero lo demás es una sorpresa!”  Ahí ya me volvió a conectar mi neuronilla y le dije que lo sentía, pero que no podía hacer ese trabajo sin hablar antes con la novia.

Y ya te adelanto que no salió bien la cosa, porque esta persona consideró que yo quería estropear la sorpresa. ¡Y nada más lejos de la realidad!

Así que aquí viene la pregunta: si te regalan el maquillaje de tu boda, ¿quién elige?

Pues es una pregunta de respuesta rápida: nadie debería elegir nada de tu boda sin preguntarte, como mínimo. Y nadie debería contratar a ningún profesional para tu boda sin que tú estés de acuerdo (o al menos que lo sepas).

Maquilladoras maravillosas hay muchísimas. Y la mayoría son un verdadero encanto. Un gusto de compañeras. Pero… ¿tenemos todos el mismo carácter? No. Por lo que igual con una persona tienes feeling, y con otra no te sientes tan cómoda.

También hay que tener en cuenta el estilo de cada maquilladora. Si tú quieres un maquillaje más recargado (por ejemplo), y la maquilladora que te han elegido tiene como sello personal un maquillaje en el que la piel prácticamente esté desnuda, es posible que no os sintáis cómodas del todo ninguna de las dos. Ella al hacer un trabajo que no la identifica y tú con la posibilidad de no verte como siempre has soñado.

Otra cuestión es que, tú igual le das importancia a pequeños detalles que la persona ha contratado ese servicio para ti, no se la da. Por ejemplo, puedes querer que los productos del maquillaje de tu boda sean de alta gama. Tal vez la persona que te ha reservado el maquillaje no ha tenido en cuenta eso.

O los detalles del servicio, porque no todas las maquilladoras trabajamos igual. Todas tenemos nuestro sello personal. Y solo tú sabes lo que quieres para ese momento.

Así que, te hago una pregunta: ¿dejarías que alguien te elija tu vestido de novia? No, ¿verdad? Pues lo mismo con el resto de profesionales. He hablado de maquillaje porque es a lo que me dedico yo, a maquillar novias. Pero es válido para cualquier profesional que te vaya a acompañar en tu gran día. Es tu momento, es tu decisión.

Nos vemos muy prontito.

Un abrazo,

Leti

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.