5 razones para NO hacer un curso de automaquillaje

¡Hola!

Llevo unas semanas de no parar. Por eso he estado más desaparecida. Pero es verdad que todo, todo, tiene su explicación. Y es que he tenido mucho trabajo y muchas cosas que preparar. Por eso hoy vengo a hablarte del servicio que más tiempo me ha llevado estas semanas: los cursos de automaquillaje. Y, concretamente, voy a contarte 5 razones para no hacer un curso de automaquillaje.

Porque seamos sinceros, ahora está de moda aprender a maquillarse. Pero no todo el mundo ve las ventajas de hacerlo con un curso personalizado o una beauty party. Así que yo vengo a contarte el lado oscuro de los cursos de automaquillaje.

Mis 5 razones por las que no debes hacer un curso de automaquillaje.

1- Si consideras que con un tutorial de Tiktok puedes aprender más que con una profesional, no deberías hacer un curso de automaquillaje. Yo te voy a enseñar a aplicar las técnicas de manera que te funcionen, que se adapten a ti y a tus necesidades. No te voy a enseñar lo que es “más viral” ni te voy a decir que hagas experimentos que pueden traer consecuencias poco positivas. Eso sí, te diré que nunca apoyes el gotero en la cara, o que no debes echar la base directamente en la brocha.

2- Si quieres seguir comprando productos que nunca más vas a volver a utilizar, no deberías hacer un curso de automaquillaje. Y no digo que no puedas comprar lo que te apetezca, faltaría más. Me refiero a productos como esa crema que va fatal para tu tipo de piel, esa base que te probaste en la mano y es más oscura que “el sobaco de un grillo” o ese corrector que te cuartea. Yo te voy a recomendar los productos que me gustan para trabajar pieles como la tuya. Y te voy a dar un dossier en el que aparecen con todo lujo de detalles. Pero entiendo que te guste más ir a la aventura.

3- Si no quieres tener a tu disposición el maletín de una profesional para probar todo lo que quieras y experimentar con diferentes productos o texturas porque lo que te gusta es lo que has usado siempre, no deberías hacer un curso de automaquillaje.

4- Si no le das ninguna importancia al cuidado de tu piel, te pones el primer producto que encuentras, eres la mayor fan de las toallitas desmaquillantes y estás convencida de que lo de usar protector solar todo el año es un “sacacuartos” y que no necesitas ningún tipo de preparación de la piel para antes de maquillarte, no necesitas hacer un curso de automaquillaje.

5- Si crees que la influencer de turno te va a dar mejores recomendaciones en un vídeo grabado que una profesional que se ha formado para ello y que te está viendo y tocando tu piel, no deberías hacer un curso de automaquillaje.

Por mi parte, te prometo que un curso de automaquillaje será una experiencia súper divertida, en la que te iré guiando para que aprendas a cuidar tu piel y diferentes técnicas de maquillaje. Además, son 3 horas en las que no me callaré ni debajo del agua para no dejarme nada en el tintero 🥰

¿Te animarías a pasar un rato conmigo?

Nos vemos prontito.

Besos,

Leti

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.